Déficit de vitamina D y consecuencias para la salud

Longevitas Labs

- ¿Qué es la vitamina D?

Aunque la incluyamos en el grupo de las vitaminas, podríamos considerar a la vitamina D como una prohormona, ya que el cuerpo es capaz de sintetizarla por sí mismo, a través de un proceso complejo que implica la piel, el hígado y el riñón. 


Podemos obtener la vitamina D a través de tres fuentes principales: alimentos, exposición a la luz del sol y complementos nutricionales. 


Existen dos tipos de vitamina D: la vitamina D3 (colecalciferol) y la vitamina D2 (ergocalciferol), siendo la primera la que mejor metaboliza el organismo. 

- Déficit de vitamina D.


A pesar de lo que pueda parecer, y siendo España un país con muchas horas de sol al año, la vitamina D es la vitamina para la que un porcentaje más alto de la población presenta niveles deficitarios.


Esta deficiencia de vitamina D está probablemente relacionada con un insuficiente aporte a través de la dieta, hecho que no se compensa a través de la exposición al sol.


En cualquier caso, las causas principales de esta carencia generalizada en vitamina D son: insuficiente exposición a la luz solar, insuficiente aporte a través de la dieta, la contaminación o las capas de nubes que filtran los rayos UVB a partir de los que la piel sintetiza la vitamina D y, en algunos casos, una excesiva pigmentación de la piel que también actúa como filtro. 


Además, a partir de una determinada edad comenzamos a perder capacidad para sintetizar la vitamina D. 


Esta carencia generalizada de vitamina D no se da únicamente en España. En los países en los que se han llevado a cabo estudios para analizar esta situación, el porcentaje de población con bajos niveles de vitamina D oscila entre el 30 y el 50%.


- Consecuencias para la salud.


La deficiencia de vitamina D puede tener una influencia negativa en nuestra salud cardiovascular, a nivel muscular, en la salud ósea, un debilitamiento del sistema inmunológico, un empeoramiento de la calidad del sueño e, incluso, un mayor índice de mortalidad para determinadas enfermedades, como veremos más adelante. 


La vitamina D es importante para el corazón porque, al fin y al cabo, el corazón es un músculo que se contrae un determinado número de veces por minuto, y un déficit de esta vitamina puede suponer alteraciones en la contracción muscular. 


Una de las principales funciones de la vitamina D es ayudar a que nuestro aparato digestivo absorba el calcio que ingerimos a través de la alimentación. Por este motivo se relaciona siempre esta vitamina con la salud de los huesos, y puede ayudar a prevenir enfermedades como la osteoporosis. 


La vitamina D ayuda a fortalecer el sistema inmune: ayuda a fortalecer el sistema inmunológico innato, ayuda a fortalecer el sistema inmunológico adaptativo, tiene efectos antiinflamatorios y ayuda a aumentar los mecanismos de eliminación de patógenos. 


Se han escrito infinidad de artículos durante el último año y medio a propósito de la vitamina D, el sistema inmune y el Covid, insistiendo en los beneficios de la vitamina D frente al Covid-19.


Además, estudios recientes han demostrado una más alta tasa de mortalidad en personas que sufren cáncer y presentan niveles bajos de vitamina D, respecto a personas que presentan unos niveles adecuados de vitamina D.


- Fuentes para la obtención de vitamina D.


Como decíamos al principio, existen tres fuentes principales para la obtención de vitamina D: alimentos, exposición a la luz solar y complementos nutricionales. 


Entre los alimentos ricos en vitamina D podríamos destacar en primer lugar los pescados grasos, si bien también está presente en los lácteos -especialmente la leche y el queso-, algunos cereales, las ostras o las setas. 


Hay que tener en cuenta que la vitamina D2 solo está presente en los vegetales, y la vitamina D3, la que mejor metaboliza el organismo, está presente en fuentes vegetales y animales. 


Respecto a la exposición a la luz solar también deberíamos considerar que para que el aporte sea óptimo deberíamos exponernos a la luz del sol en las horas centrales del día, con un importante porcentaje de nuestra piel al descubierto y sin ningún tipo de protección solar. 


Dado que todos conocemos los graves problemas de piel que puede causar la exposición frecuente a la luz del sol, sin protección y en las horas centrales del día, cualquier dermatólogo desaconsejaría esta práctica. 


Dicho esto, los complementos nutricionales aparecen como una fuente óptima para la obtención de la necesaria vitamina D. 


Pero, ojo, no todos los complementos nutricionales van a garantizar este aporte. 


En nuestra experiencia la dosis adecuada de vitamina D3 para alcanzar este aporte óptimo es de 4000 UI (unidades internacionales) para alcanzar los niveles mínimos que recomiendan diferentes organismos de salud pública y sociedades médicas, si bien cada vez son más frecuentes las voces que piden aumentar estos niveles considerados como el mínimo exigible de 30 ng/ml. 


- Vitamina D3 de Longevitas Labs. 


 Imagen de Odoo y bloque de texto

Bajo la dirección técnica del Dr. Ángel Durántez en Longevitas desarrollamos nuestra Vitamina D3 4000 UI con el objetivo de garantizar un aporte óptimo que asegure que se alcanzan los niveles mínimos de vitamina D necesarios en nuestro cuerpo, combinando la toma del suplemento con una dieta sana y variada.

Vitamina D3 de Longevitas Labs contiene 100 cápsulas. Se recomienda tomar una cápsula al día, acompañada de comida. Cada bote incluye tratamiento para tres meses. 


                                  MÁS INFORMACIÓN >


Escriba un comentario

Usted debe ser registrado escribir un comentario.