Longevidad ¿Mito o realidad?

Longevitas Labs

Longevidad: ¿Mito o realidad?


Alrededor de la longevidad se han escrito ríos de tinta, se han realizado investigaciones con muy diferentes enfoques y se han vertido opiniones de todo tipo. 

Quizás lo primer que habría que preguntarse es lo siguiente. Cuando hablamos de longevidad ¿a qué nos referimos? ¿Simplemente a vivir más años? O ¿A vivir con una mejor calidad de vida los años que vivamos?

La esperanza de vida del ser humano se ha ido alargando con el avance de la medicina y otros factores. Pero esto no impide, en muchos casos y por desgracia, que por un accidente, una enfermedad u otras circunstancias una vida se vea truncada "antes de tiempo".

Si seguimos esta lógica, quizás sería más oportuno elegir la opción de vivir con la mejor calidad de vida posible los años que a cada uno nos toque vivir. 

Gracias a investigaciones recientes, y no tan recientes, se ha podido enumerar una serie de factores que en mayor o menos medida están relacionados con la longevidad:

- Alimentación.
- Actividad física.
- El ambiente natural.
- El ambiente socio-cultural.
- El sueño y el descanso.
- La herencia.
- La personalidad.

Mitos y realidades.

La búsqueda de la eterna juventud es un mito que ha acompañado al ser humano desde el inicio de los tiempos. Los seres mitológicos o legendarios que tienen una vida extremadamente longeva están presentes en infinidad de culturas, desde Matusalén hasta Argantonio. 

También han despertado enorme curiosidad grupos de población que parecen disfrutar de vidas muy longevas, como por ejemplo los habitantes de Vilcacamba, conocido como el Valle de la Longevidad en Ecuador, o los Hunza, en el Himalaya, que parecen mantener una apariencia de personas jóvenes incluso bien entrados en la edad madura. 

Pero más allá de los mitos, lo más importante son los siete factores que hemos enumerado con antelación.

Odoo image and text block

La Alimentación

Entre los factores que pueden influir en tener una vida más o menos longeva y gozar de un mejor estado de bienestar a lo largo de la misma, la alimentación es quizás el más estudiado y mejor conocido de todos ellos. En general, en las poblaciones que alcanzan una vida más longeva o que disfrutan de mejor salud a lo largo de toda su vida, las tasas de obesidad suelen ser muy bajas y su alimentación, su dieta, suele contener alimentos naturales poco expuestos a tóxicos y que aportan los nutrientes necesarios para que esto sea sí.

Resumiendo, los tres factores clave serían: una reducción en las calorías, aportar a nuestro cuerpo todos los nutrientes esenciales y una dieta exenta de tóxicos naturales o artificiales.

La actividad física.

Cuando hablamos de actividad física mucha gente piensa casi inmediatamente en la práctica de un deporte, y no es exactamente el caso. De lo que se trata es de mantener un estilo de vida activo, y huir del sedentarismo todo lo posible.

Obviamente el deporte puede ser una de las alternativas, pero aprovechar los desplazamientos al trabajo para caminar unos pocos kilómetros al día o algunos tipos de trabajo con una exigencia física mayor deben ser considerados también actividad física.

De hecho, una excesiva práctica de deporte puede provocar un mayor grado de oxidación de nuestro organismo..

Odoo image and text block

Ambiente natural

Está más que demostrado que vivir en un entorno lo más natural y menos contaminado que sea posible resulta beneficioso para nuestra salud. 

Igual de obvio es que para muchos de nosotros vivir en un entorno de este tipo resulta harto complicado, por ello, una visita a espacios naturales siempre que sea posible resultará muy beneficiosa: respiraremos aire puro, escaparemos del ruido y la contaminación, disminuirá nuestro nivel de estrés...

Y para que los demás puedan disfrutar del mismo modo, procura siempre dejar la naturaleza igual que te la encontraste al llegar. 

Odoo image and text block

Ambiente socio-cultural.

Para que podamos disfrutar de una vida longeva es fundamental que la sociedad en la que vivimos muestra cierto grado de respeto por sus mayores.

No solo hablemos de esperanza de vida, sino de extender la calidad de vida a lo largo de toda la vida del individuo. 

Y debe ser cada sociedad la que establezca los parámetros adecuados que permitan conseguir que esto sea así.

Odoo image and text block

El sueño y el descanso.

Así como es necesario mantener un estilo de vida activo, es también necesario disfrutar de los periodos adecuados de descanso reparador. 

Diversos mecanismos reparadores de nuestro cuerpo tienen lugar durante nuestros periodos de sueño, a unas horas determinadas, por lo que ser capaces de disfrutar del descanso necesario es fundamental para nuestro bienestar a lo largo de todas las etapas de nuestra vida.

Odoo image and text block

La herencia.

Existen enfermedades de carácter hereditario que pueden afectar a nuestra longevidad, tanto porque pueden provocar una mayor tasa de mortalidad como porque pueden provocar diferentes grados de dificultad para realizar según que actividades.

Es frecuente que personas muy longevas provengan de familias donde su caso no es el único, por lo que el factor hereditario es también un factor a tener en cuenta.

Odoo image and text block

La personalidad.

Algunos estudios han establecido diferencias entre sociedades y personalidades pro-longevas y anti-longevas.

Así como hemos tenido en cuenta el factor socio-cultural, debemos tener en cuenta también el factor individual, lo que concierne al propio individuo. 

¿Afecta el estrés a nuestro bienestar y a nuestra longevidad? Seguramente. El caso es que en mayor o menor grado todos estamos sometidos a situaciones de estrés, y el modo en que afrontemos estas situaciones puede ser un elemento clave. 

Durante las próximas semanas publicaremos una serie de artículos en los que podremos desarrollar estos puntos en mayor profundidad y ver como puede afectarnos cada uno de ellos. 

La alimentación, o mejor dicho, la nutrición, es un factor clave, y como veremos, no siempre es posible garantizar a través de la dieta el aporte de nutrientes necesario.

Es ahí donde los complementos nutricionales juegan un papel clave.

Escriba un comentario

Usted debe ser registrado escribir un comentario.