Ocho buenas razones para tomar complementos alimenticios

Longevitas Labs

 

- Los complementos nutricionales. 


En todo lo relacionado con el mundo de los complementos nutricionales es frecuente encontrar médicos o nutricionistas que están completamente a favor de tomar suplementos, y otros que están completamente en contra.


Parece que no hubiese término medio.

Lo más indicado sería tomar los complementos nutricionales que el especialista prescriba, a ser posible basándose en analíticas y conociendo los detalles del paciente.

Si bien podemos tener en cuenta que existen estudios que han demostrado que porcentajes amplísimos de la población presentan bajos niveles de magnesio o Vitamina D, por mencionar dos de los más conocidos.


- ¿Qué debe tener un buen complemento nutricional?


En Longevitas tenemos claro que los complementos llegan a donde no podemos llegar a través de la dieta, siempre que cumplan unos requisitos básicos que ponemos mucho empeño en alcanzar:


- Que estén fabricados con los ingredientes de la mayor calidad y bajo los más exigentes estándares de fabricación.

- Que hayamos podido comprobar científicamente que el producto proporciona el efecto terapéutico para el que ha sido diseñado.

- Que las dosis estén ajustadas a lo necesario para alcanzar ese efecto terapéutico.

Pero una cosa es nuestra filosofía a la hora de diseñar nuestros productos y otra diferentes son las razones objetivas por las que en muchos casos es conveniente complementar la dieta con diferentes suplementos:

 

Imagen de Odoo y bloque de texto

Los alimentos ya no son lo que eran.

Los alimentos no siempre contienen las concentraciones de nutrientes que podríamos esperar, y esto se debe a determinados factores: cultivos en suelos desmineralizados y sobreexplotados, las formas de cultivo, como se recolectan, almacenan o transportan los alimentos, el modo en que los cocinamos…

Imagen de Odoo y bloque de texto

Las prisas no son buenas consejeras.

Debido a nuestro ritmo de vida muchas veces no nos alimentamos como nos gustaría hacerlo y como sabemos que deberíamos hacerlo. Los complementos nutricionales pueden ayudar a paliar determinados déficits provocados por una alimentación deficiente.

Imagen de Odoo y bloque de texto

Porque no comemos de todo.

Incluso llevando una dieta sana y variada es posible que no consigamos el aporte necesario de determinados nutrientes. Un ejemplo típico podría ser el Omega 3, ya que obtener el aporte necesario a través de la dieta implica comer determinados tipos de pescado un mínimo de tres o cuatro veces por semana.

Imagen de Odoo y bloque de texto

Sedentarismo y trabajo en oficina.

Aquí podríamos poner como ejemplo el caso de la vitamina D. El hecho de pasar muchas horas al día encerrados en una oficina y sin el necesario tiempo de exposición al sol hace que un altísimo porcentaje de la población presente niveles deficitarios en este nutriente.

Imagen de Odoo y bloque de texto

Los principios éticos.

Si por motivos éticos, o los que sea, se elige como opción preferente llevar una dieta vegetariana o vegana o cualquier otra que excluya grupos de alimentos en su totalidad, a la larga, esto puede acarrear un déficit en determinados tipos de nutrientes. En este caso, los complementos nutricionales, más que una opción, se convierten en un ingrediente más casi obligatorio en la dieta.

Imagen de Odoo y bloque de texto

Un planteamiento de máximos.

A la hora de seleccionar el tipo de alimentación que deseamos llevar hay dos opciones: un enfoque de mínimos: comer lo necesario para evitar la desnutrición. O un enfoque de máximos: alcanzar una nutrición óptima con el objetivo de prevenir cualquier posible enfermedad o deterioro de la salud. En este caso los complementos nutricionales juegan un papel fundamental ayudando a garantizar un aporte óptimo de nutrientes.

Imagen de Odoo y bloque de texto

 Mejorar el rendimiento.

Tradicionalmente se ha asociado la toma de suplementos que ayudan a mejorar el rendimiento con el mundo del deporte, pero debemos ser conscientes de que existen suplementos nutricionales que pueden ayudar a mantener las capacidades cognitivas o la memoria o disminuir la ansiedad y el estrés. En estos casos estarían también recomendados para personas sometidas a una alta exigencia física o mental en su trabajo, estudiantes o personas que están preparando oposiciones o aquellos que, por razón de la edad u otras causas, puedan ver mermadas sus capacidades físicas o mentales.

Imagen de Odoo y bloque de texto

Durante el embarazo.

La alimentación durante el embarazo tiene una gran influencia en el desarrollo del feto y el bebé. Determinados suplementos pueden estar indicados para mujeres embarazadas, por ejemplo el ácido fólico, el hierro, el yodo, el zinc, el calcio, vitamina A, B, C, D o E o el Omega 3.

Si dispusiéramos de todo el tiempo del mundo para cocinar todo tipo de alimentos de forma sana, si nuestros terrenos de cultivo no estuviesen sobreexplotados y si pasáramos un número suficiente de horas al aire libre cada día, seguramente no necesitaríamos tomar suplementos.

Por desgracia, esto hoy en día es prácticamente imposible, por lo que recurrir a determinados suplementos para corregir ciertas carencias nutricionales es una opción más que recomendable.

Siempre siendo conscientes de que la combinación ganadora es esta: dieta + ejercicio físico + suplementación.

 

Escriba un comentario

Usted debe ser registrado escribir un comentario.