¿Preocupado por los excesos navideños?

Diez claves para sobrevivir a la Navidad

Longevitas Labs

Nos aproximamos a unas fechas en las que para muchos se pueden producir sentimientos encontrados, por muy diversas causas. En nuestro caso, y teniendo en cuenta que lo que más nos preocupa es poder contribuir, en lo posible, para que todo el mundo pueda mantener un estilo de vida saludable, en ningún caso entraremos en diferentes circunstancias particulares como las que afectan a aquellos que no podrán reunirse con sus familiares, los que echarán de menos a los que quizás ya no estén o los que puedan ver truncados sus planes navideños por diversas causas.

En cambio, sí nos interesa compartir con todos vosotros una serie de trucos o consejos para que, nutricionalmente hablando, y teniendo en cuenta nuestra salud, podamos sobrevivir a estas navidades para empezar el próximo año completamente cargados de energía y sin preocuparnos porque nuestro principal propósito de inicio de año sea perder esos kilos de más que hemos cogido durante las fiestas.

Odoo image and text block

¡Solo un bocadito más!

En muchas ocasiones pasamos de sentirnos hambrientos a sentirnos completamente llenos. Esto puede deberse a que las señales que el estómago envía a nuestro cerebro pueden tomar cierto tiempo en llegar, por lo que comemos más de lo necesario, acabando por tener esa sensación de "debería haber comido un poquito menos".

Odoo image and text block

¡Que lleno estoy!

Comer en exceso puede provocar digestiones difíciles y reflujo, y así como nuestro estómago está perfectamente preparado para los ácidos que entran en acción durante el proceso digestivo, nuestro esófago puede verse afectado por esos mismos ácidos. 

Odoo image and text block

¡No me puedo mover!

Una digestión pesada puede requerir que nuestro cuerpo destine gran parte de su energía a digerir la comida, por lo que podremos pasar a sentirnos cansados, somnolientos y sin energía.

Odoo image and text block

Me siento fatal.

Un consumo excesivo de grasas o azúcares puede devenir en problemas de salud de diversa índole, afectando también a nuestra función psicológica, e incluso sin llegar a padecer algún trastorno alimentario, sí puede estar relacionado con nuestro nivel de ansiedad o estrés.

Odoo image and text block

¿Qué le sucede a mi piel?

Un consumo excesivo de grasas puede estar relacionado con una insuficiente oxigenación de nuestra dermis, debido a la saturación de grasas, lo que a largo plazo puede tener relación con nuestro envejecimiento.

Odoo image and text block

Es demasiado...

A menudo ingerimos cantidades de comida mayores de las que realmente necesitamos desde un punto de vista evolutivo, asociando la comida más con nuestra necesidad de placer que con nuestra necesidad de nutrientes, por lo que el deseo a corto plazo se impone a los beneficios a largo plazo.

Odoo image and text block

¡Tienes que venir como sea!

Las comidas sociales, ya sea con amigos, compañeros de trabajo o familia, nos invitan a ceder a la tentación. ¡Incluso nos sentimos presionados a hacerlo! Y al final, de nuevo terminamos comiendo más de lo que necesitamos realmente.

Odoo image and text block

No lo vuelvo a comer en la vida...

En función del tipo de alimentos que vayamos a consumir, podemos hacer que para nuestros riñones resulte más difícil realizar la labor de eliminar las toxinas de la sangre o que un alto nivel de consumo de grasas perjudique a nuestro hígado.

Odoo image and text block

Como me estoy poniendo.

En un periodo muy corto de tiempo podemos ganar unos kilos extra que después nos puede llevar tiempo y esfuerzo eliminar. De todos modos, no se trata simplemente de engordar unos kilos o no, sino de tratar de mantener una dieta sana y equilibrada.

Odoo image and text block

Ni un bocado más.

Debes conocer tu nivel de saciedad. Incluso en las comidas y cenas inexcusables a las que todos asistiremos durante las próximas semanas, debemos buscar nuestro nivel adecuado de saciedad y ser conscientes de manera individual de cuando hemos alcanzado nuestro nivel idóneo de saciedad, que es ese momento en el que ya no nos sentimos hambrientos aunque pudiésemos seguir comiendo.

Para mantener un estilo de vida saludable y una dieta sana y equilibrada es fundamental ser conscientes de nuestra propia realidad individual y seguir una nutrición inteligente que se adapte a nuestras propias necesidades, nuestro estilo y ritmo de vida y nuestro estado general de salud. 

Como sabemos que durante las fechas que se aproximan es difícil mantener estas pautas incluso siendo conscientes de cual es nuestra realidad individual, desde Longevitas Labs nos gustaría ayudarte a disfrutar de las fiestas sin renunciar a esas invitaciones inexcusables de las que antes hablábamos, y sin tener que estar preocupándote por lo que vendrá una vez hayan pasado las fiestas.

No dejes de estar atento a nuestro blog, porque en unos días te haremos una propuesta con la que podrás conseguir un doble objetivo: disfrutar de las fiestas y terminarlas tal y como estabas cuando empezaron: ¡en forma, sano y en tu peso!


  Si quieres seguir recibiendo artículos como este y estar al día de todas nuestras novedades suscríbete a nuestra Newsletter:     

 

Escriba un comentario

Usted debe ser registrado escribir un comentario.